Días guindos

Dame esos rezagados fragmentos
para enfrentar aquel tembloroso uno.
Soy tuyo hasta llegar a las estrellas
y no sé hasta dónde podemos llegar
con tantos fragmentos del dos.

!Es pasión! En el negro
vestido de gris
como tus ojos embelesados
por los míos.

No soporto más...

te amo porque eres la ternura y la calidez de un clavel

te amo por ilustrarme lo hermoso de este sueño

te amo como la gloria que poseen las nubes al atardecer

te amo porque sólo eres tú, refugiándote en el calor de nuestro amor.

2 comentaron:

Anónimo dijo...

te apoyo; siempre me gustaron tus versos y tus poesias en especial por que hablas del amor y lo que nos dio dios

Alb.Eliv- dijo...

gracias Ingrid, sí pues en ustedes el año pasado aprendí bastante y gracias por eso...