Aquellos días entre la depresión y la nostalgia

Silencioso es el fragor dejado por tus sonidos
dejaste mi vida llena de temor
arde entre la depresión y la nostalgia
efímero como nuestro amor
domeñándose de falsas esperanzas.

Falaz como las tierras olvidadas
eriazos como los recuerdos
regresando azotar a mi persuadida mente
como el estío, eres el frío penetrando
al más grande dolor.

Sólo soy una insignificante marioneta
sin cuerdas ni senderos
infausto ante la ingente soledad
del día siguiente
mientras te hayas marchado, con aquellos
pasos, marcando huellas en mi endeble corazón.

Agonizando y acongojado, ahogándome
entre la depresión y la nostalgia
entre estrellas fugaces y miradas de dolor.

Moribundo, intentando no dejarte
perpetuado a tus alas
perpetuado a tus labios
perpetuado a tus sombras
a los amaneceres que creamos al despertar
de aquellos viajes llamados sueños
en la oquedad de todo esto.

Siniestro como el destello del trueno
perdido en las penurias del anochecer
son solamente segundo
mientras trato alejarte de mi alma
iterando entre cuadros y ángulos.

Mirando hacia abajo
aquel espacio profuso
supliendo el gris encanto a la alba caricia
debajo de tus negros labios
allá abajo, en aquel profuso espacio.

Fuiste el tósigo silencioso dentro de cada día
empañándose ante el calor fugaz
y el execrado frío
cuando las rezagadas aves volvían a su hogar
y regresaba la nueva estación
sin nombre aún.

1 comentaron:

Gabriel dijo...

Hola desde United KIngdom,espero tengas mucho exito en el futuro con tus poesias. Hay personas consideran son tristes, pero las poesias no son chistes para hacer reir a carcajadas, sino sentimientos y formas de sentir.
Suerte y hojala algun dia tus poesias esten por todas partes del mundo.
Gabriel (UK)