C.I.N.C.O.

Sumergido por los túneles vacíos
a mi propio hábito
encajaría
y volaría con la castidad encendida.

Corbatas y mocasín
llevaría
del sur al norte
como los papeles en vaivén
y elogiado retornaría.


Cedería cargar el féretro
que se iría quemando
hasta las manos verlas
hechas incipiente ceniza.

No me perdonarían
si las cuerdas
no apretarían más
y yéndose
al fantasmal equilibrio
amordazado
verían.

Foto: holding de technoindigo
log

5 comentaron:

Mr Bonkei dijo...

Irse hacia un fastasmal equilibrio....,me pregunto que cosa buena sería.
Un abrazo.

Alatriste dijo...

¡Hola amigo!
Hoy por fin pude encontrar un ordenador en el que conectarme y saqué algo de tiempo, por lo que aquí me tienes en tu blog, para leerte de nuevo. Lo echaba de menos.
Un poema magistral. ¡Enhorabuena! Cargado de sentimiento.
Espero que vaya todo bien al otro lado.
Un abrazo y a disfrutar del verano.

kukilin dijo...

¡Hola Antony!
Muy bello y sentido tu poema.
Espero que estès bien querido amigo.
Un abrazo de oso♥♥♥

Poetiza dijo...

Hola, un poema todo sentimiento, muy lindo, un beso, cuidate.

Yahuan dijo...

curioso, cierto