El día rojizo

En cada segundo al renacer
el Sol se desvanece muy despacio en mi corazón
y los susurros de las nubes
van muy despacio hacia el encuentro
de la belleza del día rojizo.