La insurreción de la saliva

Los hálitos yacen esparcidos sobre la superficie yerma
Mientras debajo corro en la sudorosa piel desesperada
/Las horas vierten palabras afiladas/
Amanecerá pronto
(…)
Amanecerá muy pronto

Otrora de los cabellos despegan cuervos desplumados
Como huyendo de la cárcel de los epítetos
Y las oquedades húmedas de la razón
Surge así
ÉL

El delirio del delito pasional
Envuelto en la efervescencia de las carnes separadas

Por encima del vuelo de Íkarus

Insurrección de la saliva
Va
Más
Allá

Paladar del ego hambriento:
La madrugada anegada que cubre con la capa raída
Al receptor de neófitos
En versos
/Ver
Esos/

Esos poemas errantes
Por el camino que dejó
Una supernova herida

4 comentaron:

Robin dijo...

La imaginación explosiona en novas con poemas errantes y turbulentos.

Un saludo.

Horace dijo...

Originalísimas estructuras. Blog muy interesante. Volveré

.Ulrike Razumov. dijo...

Explosión.

Blanco.

Gracias.

Alatriste dijo...

Veo que cambiaste el blog. Te quedó interesante. Lo que no cambian son las buenas palabras, el talento. Me alegro. Un abrazo.